ESCUELAS EFICACES Y PROFESORES EFICIENTES

Otorgar la etiqueta a un centro si es eficaz o no, no es tarea fácil y, en muchos casos, se hace casi imposible. Si atendemos a la consecución de objetivos y la generación de resultados esperados, quizás podamos establecer unos criterios que nos marcarán si una escuela es, o no, eficaz.

Estructuralmente los centros son fruto de su entorno y de los profesores que trabajan en el mismo. Por lo tanto son espacios vivos, entidades que cambian, que piensan, que generan expectativas.
Así el profesorado es pieza fundamental para el cambio creando oportunidades de aprendizaje, ampliando una mayor cantidad de recursos educativos para facilitar el acceso, y la comprensión, de los contenidos (Escuela TIC 2.0)  y , por último,  desarrollando competencias para el mejor desempeño de las tareas. Un profesor eficaz es aquel que es capaz de distribuir y administrar adecuadamente el uso del  tiempo. Que planifica sus tareas según las necesidades de su alumnado. Un profesor eficaz es un profesor activo, que trabaja de modo cooperativo y colaborativo. Es un profesor  que cuenta con los alumnos, a los que se les da relevancia en su propio aprendizaje. Un profesor que tiene altas expectativas de sus alumnos.

En cuanto a la comunidad hay que conseguir la  participación y el compromiso por parte de todos. Las familias son parte fundamental del centro y la educación de los hijos.  Aunque se sepa, es bueno recordar que la educación nos corresponde a todos: padres y profesores.  Hay que trabajar en la “educación” de los padres marcando estrategias sobre la responsabilidades que tienen con los hijos, derechos y deberes. Por ejemplo: A principio de curso no estaría nada mal citarlos al  centro para charlar, presentarnos y , ¿por qué no? , que vean un pequeño video de 20 minutos del Juez Emilio Calatayud.

Los centros eficaces se “sienten” cuando se entra en los mismos. El profesorado se comunica, habla, cuenta  sus sensaciones, sus vivencias.  Las puertas de las clases, de los despachos ,se encuentran abiertas (en todos los sentidos) La empatía es una realidad que se transmite.  La tarea se comparte, el profesorado interviene conjuntamente en las aulas, se trabaja por ciclos y objetivos comunes, por proyectos integrados.
Desde la dirección (Equipo docente) se facilitan los recursos necesarios, se lucha por mantener un clima escolar tranquilo desde la asertividad. El reto del equilibrio entre administración y vida diaria se consigue participando en la vida del centro, siendo “uno más” del equipo docente, participando activamente en reuniones de ciclo, de nivel, ETCP… Al mismo tiempo que se da   tranquilidad desde la perspectiva administrativa y legislativa. La dirección (Equipo docente)es vital para el desempeño de un centro y la consecución de sus objetivos.
La evaluación y retroalimentación es básica para seguir trabajando de manera eficaz.Para ello el profesorado tiene que  formarse, desarrollarse profesionalmente, adquiriendo nuevas habilidades didácticas y pedagógicas. La dejación de esta dinámica hace que el profesorado entre en las rutinas y, por tanto, en la degradación de la calidad de la enseñanza y , como consecuencia de ello, por parte del alumnado: en la más absoluta indiferencia .
No es fácil, pero se puede conseguir. No es necesario que todo un centro se implique al 100% en esta tarea:  un pequeño grupo puede generar expectativas de cambio y ,  llegado el  momento ,  es dificil volver atrás …  y cada vez serán  más los que se sumen a estrategias de trabajo que comiencen el día con una sonrisa.

Anuncios

5 Replies to “ESCUELAS EFICACES Y PROFESORES EFICIENTES”

  1. Propones una reflexión sobre las escuelas eficaces y los profesores eficientes que me gusta por ser positiva y estimulante; algo que a veces echo en falta en mis propias reflexiones. Quizá es lo que necesitamos: experiencias y modelos de docentes innovadores que, sobre todo, los hayan vivido.Un abrazo.Alejandro

  2. Muy estimulante el post, de acuerdo con los indicadores que propones, Miguel. Pienso que otras reflexiones que complementan el asunto pueden ser:un hecho en los centros por los que me muevo (alicante),es el alto porcentaje de gente que cambia de año en año y las dinámicas de privilegios de los definitivos sin contrapartidas. Creo que lo que pasa en una institución es responsabilidad de los integrantes de la misma, directa, sin recurrir a proyectar esas responsabilidades hacia afuera. por ejemplo, alguien con más de 5 o 6 años en un centro es responsable directo de lo que pasa en el mismo. Esto es muy importante, poca gente definitiva se siente responsable directa de lo que pasa, disfrutan de los privilegios de su estatus.otro asunto delicado es el tema de los incentivos, lo propongo pero para no extenderme, (no he pensado mucho en ello) por si alguien quiere apropiarse.Alejandro, experiencias, innovadoras no sé pero comprometidas, de trabajo en equipo, las hay. He vivido una, efímera, desde cierta distancia pero que fue determinanate para cambiar mi visión del asunto, pensaba buscar otra profesión…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s