LA CARTA


Definitivamente hay pequeñas cosas que te mueven los sentimientos y te zarandean. Detalles mínimos que cogen tu corazón y te estremecen. Hoy Pedro Juán y Sandy Jaquelin me han dado una carta para solicitarme que se van a Perú y que les “guarde las plazas” de las niñas: Valery Yolanda y Jaquelin Ceciel. Vinieron hace 6 años y es la primera vez que regresan a su país, a ver a sus familiares, sus amigos, su ciudad, sus espacios cotidianos que abandonaron urgentemente en busca de una vida mejor. Sus ojos brillaban de alegría, emocionados ante la vuelta y contentos porque aquí han podido ser un poco más felices y pueden contar que les va bien.
Me conmueve ese trozo de papel enmarcado, con sus dibujos, la letra cuidada, la fantástica y cuidada  firma y , sobretodo, el enorme respeto que se desprende de cada una de sus letras: “Dios Bendiga vuestro hogar”

Anuncios

21 Replies to “LA CARTA”

  1. Pues sí. Aquí, que cada vez somos más "europeos" de una Europa que cada vez es más "americana" (del norte), hemos perdido la amabilidad, esa cosa tan… tierna.A cambio, eso sí, tenemos clarísimos nuestros derechos, que para eso los hemos aprendido antes que nuestras obligaciones para con los demás, y así tenemos los juzgados hasta la bola de denuncias por chuminás y quejíos "ha sido él" (para que luego nos llamen ignorantes y atrasados)Bendita sea esa familia, bendito su viaje y benditas sus vidas. Amén.P.D. Y bendito tú (más) :))

  2. Encontrarme con permisos así tan bonitos y bien hechos, aunque las solicitudes de ese tipo también abunden en mi cole, no ha sido posible hasta ahora. Quizá le hayamos transmitido lo hoscos que somos y se estén acostumbrándose a formas de moverse y comportarse a la española.El 4 de agosto se conmemora el Aniversario de la Independencia del Perú, tuve el gusto de tener buenos amigos peruanos durante un periodo de mi vida y asistí en una ocasión a un baile organizado por un consulado de este país en la américa del norte: quedé impresionado por lo mismo que tú. Esas maneras tan sutiles de moverse, esa amabilidad tan en desuso, desde la España en pleno apogeo de la ingenua plenitud del principio del nuevo siglo…Había un artículo por ahí, creo que de Rosa Montero sobre las modos de nuestros "hermanos de raza" como a ellos les gusta llamarse.Un saludo Miguel y disfruta con nuestros latinos, con la gente hispana que tanto nos quiso.

  3. Yo estuve en Perú, en marzo, para ofrecer un taller a los docentes de una universidad. Respetuosísimos, amabilísimos. Me hicieron conocer su cocina, sus costumbres, sus paisajes pero, sobre todo, su hospitalidad. Que no se pierda este espíritu de cordialidad.Felicidades a todos!

  4. Grande Miguel, eres capaz de ver esos destellos de humildad, respeto y agradecimiento en los actos de las personas que te rodean y valorarlos en su medida, alimentando el alma, la vocación de maestro que tienes y eso traspasa la piel y contagia a los que te rodean y la gente lo nota y a pesar de tener entre manos un hecho tan importante y una emoción tan grande como volver a su hogar, no se olvidan de esa escuela y esa gente que saben se preocupan por ellos.Que buen regalo! Felices fiestas te las mereces y Pedro Juan y su familia también.

  5. ¡Sin duda sabían a quien le escribían la carta!Y como ayer decía nuestra Lola (NoLolaMento) no somos conscientes de los modelos que transmitimos….¡en tu caso Miguel está claro! Transmites un modelo de escuela inclusiva, abierta, intercultural….¡todo corazón!Feliz Navidad y que el año que viene te siga conservando como eres.Un abrazo

  6. Miguel, en España estamos cada vez más acostumbrados a la delicia en el trato de muchos americanos del sur. Trabajan en nuestras casas, cuidando de nosotros, de nuestors mayores o de nuestros hijos. Su forma de ver la vida, en comunidad, sin olvidar donde están o de donde vienen. Es por eso que cuando en la escuela ellos encuentran su casa, están dispuesto a responder con respeto y delicia…Un saludo FELIZ NAVIDAD

  7. Cuando era (más) joven, era normal llevar una carta de mis padres al profesorado solicitando un "tiempo extra" para poder viajar a BCN donde tengo la mitad de la familia. Sólo el viaje en un Seat 124 ya exigía dos días de ida y dos de vuelta por el cansancio -para los padres, que mis hermanos y yo llegábamos y nos faltaba tiempo para coger al abuelo e irnos a Can Tintoret a coger moras- Ya veo por vuestra sorpresa que esa costumbre se ha perdido, sin embargo, en medida de estas fechas tan eñaladas también he de resaltar que Miguel lo ha sabido valorar. En fin, felices fiestas y cuidado con los pelos de las gambas 😀

  8. Imaginaba tu cara cuando leíste la solicitud. Todo lo que debe haberte provocado… Guauu, es fuerte… Seguro que ya están contando los días para volver a ver a sus seres queridos, reencontrarse con sus gentes, sus lugares, su esencia. ¡Qué maravilloso!. Gracias por compartirlo. Un abrazote gigante va volando para ti, junto con los mejores deseos para el 2011.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s