NIÑOS INDEFINIDOS Y RECHAZADOS: NIÑOS CON T.G.C. (Trastorno Grave de Conducta)

Hace más de un año escribía un artículo sobre estos niños con la “etiqueta” T.G.C . Coincidía en el tiempo con la llegada de Sergio , un niño de 6 años a nuestro centro.

Sergio  llegó a mediados de Abril (2011),  venía con un expediente “limpio” , en el centro de donde provenía no habían  iniciado ninguna actuación sobre su conducta… Pero el primer día de clase ya apuntaba maneras: Agresión a compañeros, a la profesora, carreras y gritos por la clase, por los pasillos, pataletas, palabrotas, tiraba las sillas, las mesas, intentos de fuga…  
Si, Sergio era uno de esos niños que cuando llegan a un centro piensas: “”me ha tocado la china”” y estás deseando largarlo a otro colegio para “quitarte el muerto de encima” o , en su defecto, iniciar los oportunos expedientes disciplinarios  para expulsarlo del colegio todo el tiempo posible… !!A pesar de tener solo 6 años!!!


Porque la “etiqueta” T.G.C. abarca mucho más de lo que podemos imaginar:  Estos son niños difíciles, incomprendidos e incomprensibles, relegados, postergados, caprichosos, solitarios, agresivos,tristes, incorregibles ,desafiantes…. Uffff!!! con este “curriculum”… ¿ Qué hacer? 


Evidentemente las familias, en muchos casos origen del problema, ya sea por desestructuración, u otros factores, poco pueden hacer.  Por otro lado la administración  tampoco tiene medios ni recursos porque estos niños  no están “encasillados, catalogados” para acometer con ellos  un determinado tratamiento , ni tampoco saben si realmente deben estar en centros ordinarios o específicos. El profesorado, que ya cuenta con  un numeroso  grupo de alumnos a los que tiene que enseñar,  no tiene tiempo para  prestarles toda la atención  que se necesita ni la formación necesaria para ello. Los Equipos directivos tampoco encuentran salida ni  tienen respuesta, ni para los profesores ni para los padres y madres de  los propios compañeros que se quejan continuamente de las agresiones, de la dejadez de la clase para atender a este niño…   son los  receptores del alumno y están  “en medio” del problema.
Realmente a quién le toca , le toca un  auténtico “marrón” . 


Ante esta situación no podemos quedarnos pasivos, verlas venir, porque así sí  que no hay solución. 


Después de un año largo trabajando con Sergio  podemos hablar de que existen caminos para que estos chicos “funcionen” con normalidad.  Es verdad que no existen “varitas mágicas” y que cada niño es un mundo, pero si podemos afirmar que para iniciar una respuesta específica son necesarias tres premisas fundamentales:
La primera el interés y la buena disposición del profesorado que va a trabajar con el niño. La segunda el trabajo en Equipo de todos los docentes, incluido el  equipo directivo. La tercera una organización flexible de agrupamientos y materias.   Si además tienes la suerte de que en tu delegación de educación existe un equipo de intervención que,  a pesar de estar saturado y desbordado, te da algunas indicaciones sobre posibles tratamientos, entonces la tarea puede ser más grata y eficaz.


Al segundo día de estar Sergio en el centro,  desde el equipo directivo se contacta con la Delegación y el Equipo de intervención. Este equipo se interesa por el niño  y a los pocos días llega al colegio y realiza una primera evaluación. Se mantienen entrevistas con la familia y se inicia protocolo por el E.O.E. (Equipo de Orientación Educativa) que nos pertenece. 


Esta primera fase se puede quedar en un simple recetario de buenas intenciones si después no comienza la actuación desde dentro del centro, así desde el Equipo directivo se reorganizan horarios para Sergio, comenzando su jornada una hora más tarde y saliendo una hora antes. En los recreos se establece un turno de profesores para acompañarle y controlarle.  Se establecen horas de la profesora de P.T. dentro del aula para atender a Sergio,etc… 


María  la profesora de Sergio  le puso los límites muy claros, desde el principio, además de inculcarle su autoridad.  Al mismo tiempo la profesora se convertía en su referente dentro del centro y , por lo tanto, se iniciaba un vínculo afectivo que , en definitiva, es lo que pretendíamos  para modificar la conducta de Sergio.
Los compañeros a pesar de su edad, también  seguían las pautas y las recomendaciones  de la profesora en cuanto al tratamiento con Sergio. En definitiva, todo el colegio se movilizó para conseguir que Sergio fuera uno más de nosotros.


Esto es un simple esbozo de una secuencia muy larga de un trabajo colaborativo  intenso y duro. Ciertamente es una tarea muy compleja, muy difícil, en ocasiones  con pasos hacía adelante y hacia  atrás, todo no es de color de rosa.


Nosotros  hemos tenido la enorme suerte de contar con María, con Lola, con una abuela colaboradora, con un equipo muy grande, muy fuerte e implicado detrás, ongs, asociaciones… No nos hemos quedado quietos, hemos buscado soluciones, respuestas. Decía el genial Pablo Picasso: “Que las musas me pillen trabajando” . No queda otra respuesta.


 La recompensa es ver como Sergio ha aprobado su curso de segundo sin problemas, ha bailado y cantado con su grupo en la fiesta de fin de curso y a mí, el director, me ha dado un abrazo muy fuerte cuando se despedía en junio a disfrutar de sus vacaciones. 

Nota.-  Los nombres no son reales. !!Todo lo demás si!!
-Este proyecto lo contamos el pasado dia 25 de Junio en  la jornada ‘Atención Específica a Niños y Niñas con Trastornos de Conducta: Vivencias y experiencias’ organizadas por Save the children. 

Anuncios

3 pensamientos en “NIÑOS INDEFINIDOS Y RECHAZADOS: NIÑOS CON T.G.C. (Trastorno Grave de Conducta)

  1. Miguel que grande… Como madre de familia y receptora de los efectos de tener un par de elementos como Sergio en la clase de El Mayor además de el «acosador» (mi hijo hay sido víctima de bullying en menor grado) soy capaz de entender la.situación… No todos los centros ni todos los profesores y directivos son capaces de asumir el reto de la reconducción de estos niños, ni todos los niños responden de igual manera… Pero es que la función de las familias es básica… Y cuando la.familia falla que bueno es poder contar con los apoyos institucionales de los qué hablas. Ejemplar vuestra actuación.

  2. Gracias por vuestros comentarios. Solo hacemos lo que creemos que debemos hacer o , al menos, intentarlo. Es cierto que en tareas como estas son más las partes negativas a poner en la balanza que las positivas, pero siempre hay un huequito para que entre aire fresco y podemos decir :!Funciona!! y así, día tras día, seguir adelante. Un fuerte abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s