EVALUANDO COMPETENCIAS BÁSICAS O LA CUADRATURA DEL CÍRCULO


Hace unos días nos convocaron a los directores y directoras  de una zona de Sevilla a una reunión en la que se iba a hablar, entre otras cosas, de Competencias Básicas (CCBB) . Cual sería mi sorpresa, no sé si del resto de compañeros también, que lo  novedoso de la presentación era un cuadrante para Evaluar las CCBB dándole un valor de 0 a 1 , pasando por el 0,5.  ¿Evaluar  CCBB identificándola con una medición?



Ya de entrada el hecho de que los directores y directoras fueramos los portadores de las noticias y del nuevo formato a los claustros chirriaba, además del desconcierto (por no decir otra palabra) que me producía la falta de consideración hacia centros que llevaban trabajando años en CCBB y que tenemos nuestro propio modelo funcionando con cierto éxito. La verdad es que me quedé sin palabras.

Parece que no avanzamos y los que lo hacemos, los que nos implicamos en nuevos proyectos no existimos. 

Hace ya 22 años se ignoró o no se entendió , por las razones que fueran,  una Ley que en el desarrollo de las enseñanza mínimas de primaria ya hablaba de criterios de evaluación y proceso de aprendizaje:

“Los criterios de evaluación, que constan de un enunciado y de una breve explicación del mismo, establecen el tipo y grado de aprendizaje que se espera hayan alcanzado los alumnos en un momento determinado, respecto de las capacidades indicadas en los objetivos generales. El nivel de cumplimiento de estos objetivos en relación con los criterios de evaluación fijados no ha de ser medido de forma mecánica, sino con flexibilidad, teniendo en cuenta el contexto del alumno, es decir, el ciclo educativo en el que se encuentra, y también sus propias características y posibilidades. La evaluación cumple, además, una función formativa, al ofrecer al profesorado unos indicadores del desarrollo de los sucesivos niveles de aprendizaje de sus alumnos, con la consiguiente posibilidad de aplicar mecanismos correctores de las insuficiencias advertidas. Por otra parte, esos indicadores constituyen una fuente de información sobre el mismo proceso de enseñanza. De esta forma, los criterios de evaluación vienen a ser un referente fundamental de todo el proceso interactivo de enseñanza aprendizaje.” Real Decreto 1006/1991, de 14 de junio, por el que se establecen las enseñanzas mínimas correspondientes a la Educación Primaria. (B.O.E. 152/91 de 26 de junio de 1991)

¿Caeremos de nuevo en los mismos errores , a ignorar todo un proceso elaborado en los últimos años? 

Estoy convencido que  las intenciones de esta reunión eran bienintencionados, pero dejaban en el aire una sensación de no saber por donde se anda en cuanto a CCBB , a pesar de haber transcurrido 7 años desde que comenzamos a trabajar con la LOE y la LEA.

 Pienso, cuando hay “instrucciones” como esta,  que   la realidad que vivimos en algunos centros trabajando en CCBB no es la generalidad y por tanto desde la administración hay que recurrir a estrategias de medición de capacidades añadiendo una valoración a la adquisición de determinados contenidos,  para así cuantificar y unificar datos , ignorando el sentido que supone trabajar en competencias.

¿Tan difícil es asimilar que las CCBB se adquieren a través de la práctica, de la interrelación con los contenidos?

¿Que los entornos inmediatos son los que condicionan los aprendizajes?
¿Tan complejo es partir de los Criterios de evaluación, desarrollar los indicadores válidos para cada una de las competencias  y establecer rubricas que te indiquen el nivel  adquirido?

¿ Por que no incidir en el trabajo por tareas, donde los contenidos se transforman en competencias, donde se “visualiza” el curriculum y los alumnos manifiestan sus modos de hacer y de aprender?
¿Se puede entender esto en  una tabla donde ponga que el alumno ha adquirido un 0,5 de competencia en Lengua? Creo que no.

Si queremos medir el nivel de adquisición de las CCBB la metodología de la evaluación formal  girará  al mismo tiempo que el proceso de aprendizaje, se hará dinámica y activa. 
La observación, la toma de datos  y el portafolios serán  herramientas básicas para la toma de decisiones en una evaluación cualitativa. El alumnado tendrá su papel determinante en todo este proceso y el trabajo cooperativo y colaborativo tendrá su espacio en los aprendizajes.

No debemos olvidar que la Evaluación continua es necesaria e imprescindible para comprender y valorar la consecución de las CCBB a través del desempeño de una tarea, por tanto “rellenar” un cuadrante donde al final aparezca un dígito empobrece y desvirtúa cualquier trabajo realizado, ya que  al final del proceso  el profesorado deberá  tener ya suficiente información para valorar los aprendizajes adquiridos y, por tanto, el nivel de competencia.




Anuncios

10 pensamientos en “EVALUANDO COMPETENCIAS BÁSICAS O LA CUADRATURA DEL CÍRCULO

  1. Creo que la intención de la reunión, como dices, era buena, pero el desconocimiento es tal y la sensación de estar completamente perdidos es tanta, que asusta. Seguro que se ha pensado en que los equipos directivos deben procurar la realización de programaciones didácticas acorddes con el desarrollo de ccbb.Actualmente llevo tres cursos sobre ccbb en diferentes localidades de la Sierra de Cádiz y puedo asegurar que la práctica totalidad del profesorado (de infantil, primaria y secundaria) o por lo menos una inmensa mayoría, tiene una falta de formación en ccbb alarmante. Yo creo que no habría que hablar de competencias, sino de programación. Estoy seguro de que si programamos de manera concienzuda y conociendo las ventajas que tiene planificar ben las situaciones de enseñanza-aprendizaje con actividades variadas las competencias saldrán. El problema es que no programamos, nos limitamos a reproducir el libro de texto y pensamos que eso es suficiente. (y no lo es)Mi modesta aportación: http://benigp.wordpress.com/2013/02/17/clase-de-sexto-curso-febrero-2013/

  2. Nuestro problema no es la evaluación sino la metodología y el diseño de actividades. Se quiere adaptar las CCBB a lo que hacemos y no al revés que debería ser lo que tendríamos que hacer: adaptar lo que hacemos a las CCBB y cambiar lo necesario. Pero la palabra cambiar chirría a much@s docentes que están anclados en lo mismo desde hace mucho tiempo. Antes estaba la excusa de que no se sabía y ahora la de los recortes y toda su parafernalia. El caso es seguir haciendo lo mismo y buscar alambicadas soluciones para calificar, no evaluar, las CCBB. Ridículo y…sintomático, por desgracia.

  3. Pero pongamos el acento en el objeto del post de Miguel, ¿qué puñetas hace la Inspección proponiendo reducir las CCBB a un valor numérico tan evaluable como el 0, el 0,5 y el 1? Se merecen que se les grite en la cara #inspecciondimisiónya.

  4. Beni así es, programación puede ser la palabra "mágica" que una lo que se hace en la escuela y lo que se demanda desde la inspección, siempre que se "… planifiquen bien las situaciones de enseñanza-aprendizaje con actividades (tareas) variadas…" Gracias amigos por vuestros comentarios.

  5. La evaluación cuantitativa es la preocupación, la evaluación cualitativa es un trabajo árduo y no reconocido. ¿Cómo unos señores inspectores se atreven a cuantificar lo que no es posible? Gracias Miguel por compartir estas impresiones, no dudo que vosotros ya lo hacéis desde hace años y eso es lo que hay que mostrar en las reuniones, la gente que ya está trabajando esas CCBB y cómo las evalúan.Un abrazo

  6. Me sumo a tu desconcierto y le añado bastante de irritación. Otro gallo nos cantara si no tuviéramos en las administraciones públicas a tanto burócrata-político (o en el orden inverso, según ambiciones) y se atendiera más a quienes saben, que en su mayor parte están en los centros. Lo de la "medición" de competencias no es sólo la cuadratura del círculo, es una broma de mal gusto. Gracias por tu reflexión.

  7. A mí también me toca ir con el tema de las CCBB por algunos claustros de Aragón… y veo que el tema de la evaluación no está resuelto, ni conozco prácticas globales de varias áreas y durante todo el curso.Hay diversas e incluso interesantes aplicaciones informáticas que sireven para calificar las ccbb y rellenar los precpetivos expedientes académicos, que también hay que hacerlo y preocupa. Pero eso requiere un trabajo previo para determinar los aprendizajes imprescindibles, indicadores y variados instrumentos de evaluación con rúbricas, observaciones directas del desarrollo de latarea, valoración del trabajo diario y cuadernos… desde un referente base: esos criterios de evaluación de cada área/materia que nos indican los provesos mentales y los contenidos a trabajar. Y antes de todo… ir considerando al trabajo por tareas una oportunidad de mejora de la escuela. Sentir la necesidad de que trabajar con la mirada de las ccbb mejora los procesos de aprendizaje-enseñanza nos cuesta mucho y no lo vemos. Yo lo estoy intentando en el aula y el camino es tortuoso pero posible. Personalmente, lo de la programación formal histórica lo dejaría para un segundo momento y me centraría en ir trabajando los criterios de evaluación a través de tareas competenciales. No olvidemos que el currículo, previsiblemente va a cambiar…Un saludo compañeros. Mucho frío en Aragón, pero yo tengo buen hogar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s