ESTILOS DE DIRECCIÓN ESCOLAR

La maquinaria escolar, la utillería, las rutinas que preceden los inicios de curso, la acogida del profesorado, le atención a familias, los entresijos y llamadas desde la administración… se comprimen en un breve periodo de tiempo, en unos días imprescindibles, para que todo esté a punto y se puedan abrir las puertas del Centro, como siempre ha sucedido, “en tiempo y forma”. Son apenas diez días para definir las estrategias de trabajo.

Agentes claves para que este proceso se formalice son los Equipos Directivos. De su buen hacer dependen además los horarios , la organización del personal y del alumnado, la adjudicación de tutorías, la coordinación con padres y madres en planes , proyectos y programas.

Tan fácil y tan complejo.

En espacios activos como un centro escolar el éxito global  depende en gran medida de las interrelaciones entre los miembros de la Comunidad Educativa. Las direcciones han de facilitar ese intercambio potenciando el sentido de pertenencia y respaldando la condición de miembro pleno con todos los derechos y deberes.  Podemos hablar de estilo de dirección, o lo que puede llegar a ser lo mismo porque confluyen en sus intereses, de ideas maestras que articulan los procesos de intercambio entre los diferentes estamentos de la escuela, siempre dentro de un marco normativo ya establecido.
Para que las relaciones fluyan y sean creativas se hace necesario anteponer las emociones, la empatía, antes que la  norma. Hay que  vincular la ética del poder a las necesidades individuales . Hay que crear un clima escolar que favorezca  la convivencia y , sobre todo, tener siempre como objetivo prioritario al alumnado, no solo en el plano académico sino también en la esfera  social y afectiva.

La Dirección debe de sentir muy cerca la problemática del Centro, debe conocer el entorno, debe relacionarse , marcar prioridades de actuación, actuar con nitidez, crear a principio de curso la hoja de ruta y compartir las ideas para establecer un reparto de tareas eficaz y positivo. Desde la dirección se ha de potenciar el compromiso y la profesionalidad: Todos somos responsables del buen funcionamiento del colegio, sin excepción.

Llega la primera semana de septiembre y  los Equipos Directivos comienzan a aplicar el calendario , casi inevitable y preciso asignando en  un claustro de profesores y profesoras las  tutorías y las materias. A pesar de la normativa que nos otorga  a los Directores y Directoras el papel de gerentes con fines resolutorios, muchos de nosotros dialogaremos con los compañeros, ofreceremos alternativas, solucionaremos problemas casi insalvables en los horarios, adecuaremos intereses y compartiremos estrategias para que podamos trabajar de la mejor manera posible, pondremos sobre la mesa nuestras ilusiones y expondremos esa hoja de ruta que esperamos sea bien recibida por todos.  Es sólo el comienzo: Responsabilidad, dudas, nervios , incertidumbre.
Comenzamos.

Con todo el cariño del mundo dedicado a mi amiga Lola Urbano,!! suerte!!


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s