LA SOCIEDAD DEL RESPETO

img_1743-2

La Real Academia Española de la Lengua define respeto como “Veneración, acatamiento que se hace a alguien” , también  como ”  Miramiento, consideración, deferencia”

En los últimos tiempos escuchamos con frecuencia frases del tipo: “Le ha faltado al respeto”, “no le tiene ningún respeto”  Estas frases se aplican en cualquier contexto y son síntomas de una sociedad enferma , y en muchos casos tóxica , que va extendiéndose  en todos los ámbitos :El político,  El familiar, el educativo…

La crisis de valores refuerza erróneos principios de superioridad e impone creencias que dañan irreparablemente el tejido de relaciones humanas.  Se ha perdido el principio de pluralidad, se ha hecho tabla rasa con la palabra diferente , desapareciendo la distinción necesaria para situar al otro en un plano único y preciso. Así la falta de respeto al profesorado, al médico en la consulta, al parlamentario que se le insulta … todo vale porque no existe condición en el trato , todos tienen la razón.

Por supuesto no existe veneración, que se confunde con sumisión , tampoco hay acatamiento a un orden , a unas normas; Desgraciadamente el miramiento, la consideración, la deferencia ni siquiera se plantean , da igual dañar sensibilidades, arrasar con los valores mientras pueda imponer los míos.

Es triste ver como en la puerta de una escuela una madre o un padre ,delante de sus propios hijos,  se dirigen a un profesor ninguneándolo , señalándole con el dedo porque no le parece bien como hace su trabajo o porque consideran que su hijo no es bien tratado, a veces a gritos y delante de otros muchos padres y niños. Y el profesor se calla , se mantiene en su sitio, como mucho le dice que acuda a tutoría,  si es que le escuchan entre los gritos que profieren, pero ellos no entienden, no hay distinción, no hay respeto.

El valor de educar se asienta en el respeto, en la libertad de mantener unos principios inamovibles de tolerancia hacia los demás. Si no hay libertad, si no hay respeto , no puede existir convivencia.

Aceptar las diferencias, reconocer que existe una pluralidad de pensamientos, asumir que un profesor , un médico… son los que saben tratar a los alumnos, a los pacientes,  y no cuestionar infundadamente cualquier actuación de los mismos, no es una condición cultural como se presume a veces, es una falta de respeto y de tolerancia , es un ataque a una persona y a su condición de ser humano, a su profesionalidad,  en un entramado social que se sustenta en la diferencia y la  libertad.

Si no se acata la disciplina necesaria para convivir en sociedad difícilmente podremos Educar en el respeto , en los valores,  y la familia es la responsable de dicha educación, no es  la Escuela. Los modelos familiares deciden en el devenir de los hijos y sin el apoyo de las familias y una buena educación familiar difícilmente existirán las condiciones  necesarias  para consolidar un principio de convivencia, para conseguir una sociedad con unos principios y valores que respeten las individualidades y la libertad.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s