¿A QUIÉN LE IMPORTA LA EDUCACIÓN?

Sin título

No dejamos de leer últimamente que la Escuela está cambiando, no solo en el plano formal y tangible de sus estructuras  arquitectónicas y de equipamiento, sino también en el modelo de gestión pedagógica del aula y las direcciones escolares. No hay día en el que no aparezca un artículo sobre este tema, o se sature la red, sobretodo  facebook y twitter, de una novedad genial para aplicar en los centros.

Desgraciadamente estos cambios no suponen una generalidad, sino más bien  son pequeños espejismos de una realidad muy diferente y que apenas sufre modificaciones, al contrario en muchos casos parece que vamos al revés.

Con frecuencia se recurre a la Escuela Nueva (Movimiento de finales del siglo XIX y principios del XX  ) para evocar cambios necesarios ante la Escuela Tradicional; Freinet, Montessori, Ferrer y Guardia, Dewey, Giner de los Ríos….  ¿Tan corto de ideas estamos?,  ¿Tan retrasados nos encontramos?   o , ¿ Los Estados son tan maquiavélicos que han conseguido la alienación de las masas a través del currículo y una pseudoeducación parcial y tendenciosa para dominar a la población? Me niego a creer que sea así, aunque me da pánico pensar que aún estemos intentando el acercamiento a la Escuela Nueva.

Llegados a este punto os recomiendo leer un artículo de Jaume M.Bonafé en el que  habla de la desmemoria y en su epílogo final dice:

“Finalmente quiero recordar que estas pedagogías forjaron las ilusiones del
cambio educativo en los momentos de nuestra transición a la democracia.
Quienes entonces las impulsaron tuvieron luego oportunidad de intervenir
políticamente en su realización. Sin embargo, no parece que las recientes
reformas institucionales hayan recurrido a la vieja memoria. No es un problema
de nostalgia, es simplemente la denuncia de un proceso de desmemorización
que olvida las raíces en las que se ha venido edificando gran parte de la
pedagogía innovadora de nuestro tiempo.”  Jaume Martínez Bonafé Cuadernos de pedagogía, ISSN 0210-0630, Nº 230, 1994, págs. 58-65.

Da le sensación de vivir en un continuo bucle, en un parche pedagógico-didáctico donde cada uno,en su parcela, se mete en el río  y esconde la ropa para seguir exactamente igual al salir del agua:

-Los docentes entrando a su hora, confeccionando su horario, impartiendo sus asignaturas, pasando la lista de sus alumnos, quejándose de las ratios y ,en el mejor de los casos, leyendo artículos “revolucionarios” que tienen su  origen hace ya  más de cien años,es decir, perpetuando un modelo anquilosado, rancio e inútil… aunque teñido de cierta modernidad.

-La inspección como reflejo de lo que se puede o debe hacer en el aula, es la garantía de la continuidad, la ejecutora de ordenes del aparato, ya  sean viceconsejerías o secretarías de todo tipo, da igual, viviendo ahogada en sus propia burocracia de expedientes y normativa a aplicar, aunque a algunos les parezcan todas estas disposiciones  absurdas al encontrarse cada vez mas alejados de la realidad de los centros. Sé que hay inspectores que intentan modificar , cambiar dinámicas y se encuentran con una realidad que les sobrepasa. Hace unos días un inspector comentaba en las redes acerca del escaso o nulo cambio que se estaba produciendo en las aulas de secundaria, dejando entrever su preocupación ante la pasividad de los centros :

“Va a hacer un año que apareció la orden de currículo de. secundaria y va para 10 que las competencias clave deberían formar parte del desarrollo curricular y orientar las competencias docentes ( esa es la clave), pero aún no se de ningún Instituto, departamento que hayan planificado los mínimos competenciales ( los niveles de desempeño imprescindibles ) para valorar como cada materia contribuye a cada competencia y estas a aquella). Y ahí andamos, sin saber y sin querer saber que es peor, de manera que el docente sabe evaluar lo que el alumno sabe, pero no en qué medida sabe aplicarlo.”

-Los alumnos, aquí solo te pido que reflexiones y “veas” a un alumno de finales del siglo XX sentado en su pupitre , atendiendo a un profesor que le inculca conocimiento que emana de un libro, poniendo exámenes y controles…  y a otro del siglo XXI … !!solo te queda gritar y decir : !!seguimos repitiendo esquemas!! Todo sigue igual!  ¿Qué están haciendo con mi hijo? !!  Así de simple y complejo. Sé de muchos compañeros y amigos  que trabajan para cambiar estos esquemas, ojalá su trabajo consiga modificar inercias caducas y  obsoletas.

No hay cambio real sin una revolución y transformación de las estructuras, todo lo que hagamos es seguir “mareando la perdiz” y continuar malgastando el tiempo en proyectos inútiles, no porque no sean válidos, sino porque el medio no es el más adecuado, falta preparación y formación,  no se reúnen las condiciones necesarias para llevarlos a la práctica, es como querer plantar tomates en el ártico… y, a pesar del frío , algunos salen… Te recomiendo leas el artículo del profesor Fernando Trujillo para que entiendas, por ejemplo, por qué han fracasado las competencias (básicas o claves) . 

Desde la administración no hay prioridad política, la Educación no  interesa, incluso se maquillan datos y se quiere “vender” un producto al que le falta calidad y credibilidad  y ,sobretodo, una planificación real desde la base.  Ejemplos de”locuras pedagógicas y organizativas” las vemos por ejemplo en la implantación de la segunda lengua extranjera en Andalucía (francés) sin recursos y , lo que es gravísimo, con la supresión de un maestro de primaria para adjudicarlo al especialista de francés…

El tema duele mucho más cuando compruebas como el gasto educativo es tan dispar con otras comunidades, sobran los comentarios, sin palabras.

zx

http://cadenaser.com/ser/2017/08/28/sociedad/1503940545_280708.html

Si , es triste estar a la cola del tren educativo , muy triste, sobretodo porque ves como las ilusiones de muchos se van diluyendo, porque no hay respuestas a nada ,solo improvisacion y destellos fantasiosos a la galería, a una sociedad cada vez más inculta y aborregada (!Ay Canal Sur, cuänto daño!!) y porque ni siquiera sabes , desgraciadamente,! quién tiene que responder a tanto despropósito. 

A pesar de todo algunos seguimos con un mínimo de ilusiòn, !ilusos! pensando que esta Educación nuestra  se puede cambiar… pero qué difícil nos lo están poniendo.

Nota.- Dedicado a todas y todos los y las docentes de este país… !!suerte y ánimo!!!

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s