SOBRE COMEDORES ESCOLARES 3

aa1

Esta entrada ya es recurrente, sigo publicándola con alguna asiduidad con la ilusión de que, al menos, algunos centros hayan cambiado y mejorado en el desarrollo y atención de este servicio, en el nuestro seguimos igual y sin esperanza de que cambie a corto plazo.

A los directores y directoras de primaria de Andalucía nos ha “tocado” vivir en las dos últimas décadas y en primera línea la transformación de nuestros centros educativos pasando de ser colegios donde se impartía solo enseñanza a macrocentros desbordados por planes , proyectos y programas.

¿Se han dotado a los centros de recursos administrativos para estos cambios?

No, en absoluto. Al contrario, hemos tenido que adaptarnos a nuevos sistemas (SENECA) más exigentes en plazos, donde cualquier departamento de la Consejería (inspección, plan de apertura…) te requiere “su parte” del pastel administrativo sin tener en cuenta la   saturación de tareas que sufrimos. Y no quiero contar la complejidad de la gestión económica con anexos, garantías, pasarelas de pago… etc.

La infraestructura administrativa de la secretaría de un colegio de primaria sigue siendo deficitaria y apenas ha cambiado en cuarenta años, recayendo toda la gestión en el Equipo Directivo (Director, Jefa de Estudios y Secretaria)  que se encarga de la administración y ,con suerte, cuenta con un monitor o auxiliar que ayuda en esta tarea. No tenemos bedeles ni otros auxiliares, incluso tenemos que hacer de porteros cuando éste falta.

Esto ha sido así siempre y no ha habido cambios para afrontar la excesiva carga de trabajo que soportamos en la actualidad. Todos los componentes del Equipo Directivo, además, en la mayoría de centros, impartimos clases.

Los Equipos Directivos nos hemos convertido en gestores de listados de comedor, aula matinal, actividades, subvenciones…  en  expertos en recogida de datos y  confección de listas, en controladores de cheques-libro y de horarios de actividades de  todos los programas, planes y proyectos que llevamos adelante en el centro.

El caso más grave y que está llegando año tras año a límites insostenibles es la gestión del comedor.

Este servicio complementario, incluido en el Plan de Familia de la Consejería de Educación nació hace ya diecisiete cursos con la idea de ayudar a la conciliación laboral y  familiar. Además se apoya en el Consejo Escolar para, entre otras tareas, controlar el acceso del alumnado al mismo. Antes de 2001 no existía el comedor en muchas escuelas y los niños iban a clase.

Desgraciadamente los directores de los centros poco o casi nada  podemos hacer para organizar y mejorar el servicio.  En muchos comedores se trabaja con catering, que contrata la administración, quedando los centros solo para la gestión burocrática administrativa. Una incongruencia porque el comedor solo “está allí” en un local del centro sin ser del colegio excepto por sus alumnos y  lo que es más grave  por la enorme responsabilidad del director en un servicio en el que poco o nada puede intervenir.

El director no tiene potestad ante los monitores del catering que sin apenas formación y cobrando unos pocos euros por hora se encargan de “vigilar” a los alumnos, ni soñando que puedan realizar alguna función educativa. Algunos centros tienen la suerte de contar con profesorado del centro que se ofrecen para este servicio y así mejoran en mucho la calidad del mismo.

Con el paso del tiempo los comedores escolares han ido perdiendo ese punto conciliatorio y poco a poco han devenido en un derecho casi obligatorio y de necesidad para muchas familias, lo que genera un sin fin de problemas al no poder ofertas plazas para todo el alumnado del colegio, ya que es la Consejería la que decide las plazas de comedor para cada centro.

¿Qué está ocurriendo? Que las direcciones de los centros, la “que da la cara” ante las familias, nos encontramos sin respuesta a las demandas y sin capacidad para dar cobertura a todos los alumnos. Todos los días y a todas horas recibimos quejas  y reclamaciones de familias que intentan entrar en el mismo. Un auténtico problema que cala en la vida y la convivencia del colegio y causa un estrés infinito a todos.

La única solución quizás sea la eliminación de este servicio complementario por otro integral que participe en la vida del colegio. Un comedor para todos y gestionado desde el centro, con recursos suficientes  y con fines educativos. Lo que si está más que claro es que así no podemos continuar y que la situación se está volviendo insostenible.

Otro día hablaremos de liderazgo pedagógico… seguimos…

aaa1

Estas fotos se realizaron en el comedor de la Carlsson Skola (Estocolmo) en mayo de 2010, toda la organización del servicio de comedor la realizaban los propios alumnos. El comedor es una parte fundamental y vital del día a día de la escuela

Anuncios

5 Replies to “SOBRE COMEDORES ESCOLARES 3”

    1. Lola tal como está diseñado seguirás soñando, así es imposible, además este curso a l@s nuev@s monitor@s le han bajado el sueldo que apenas llega a 5€ la hora. ¿Y nadie dice nada? !Ah sí, la prensa ahora se preocupa por las raciones de niños y niñas que son diferentes… pura hipocresía ¿Hacen los monitor@s esa distinción? Mejor que busquen soluciones y denuncien el caos que se da en muchos comedores.
      SJO 200 alumn@s en dos turnos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s